lunes, marzo 09, 2009

Gratuidades Ingratas.

Cuando el gobierno anunció el fin de los planes de estímulo a los cuadros y otras gratuidades indebidas, algunos se sintieron afectados. "Se van a quedar sin directivos" profetizó uno de mis amigos. "Yo no tengo un familiar en el extranjero que me pueda pagar un hotel, ¿cómo podré pasar mis vacaciones?", se quejó otro. Yo los tranquilicé a ambos, con la suposición de que la cosa no iba tan en serio.

"Es un error. Nadie estaba protestando contra las casas en la playa y los hoteles, ¿para qué hacer una cosa así?" Entre mí estaba recordando aquello del callo pisado, pero decidí meter baza: "Es una muestra de cuán lejos quiere llegar con las reformas. Les está diciendo a los demás que hasta los de arriba van a apretarse los cinturones, así que los de abajo no pueden quejarse. No te preocupes si te quitan la semana en Varadero con todo incluido, ya verás que la compensación aparece. Y cuando los salarios tengan valor, podrás pagarte tus propias vacaciones." "Sí, pero desde ahora me están quitando lo que tengo, por algo que no sé si me darán en el futuro." Lo cierto es que las monedas de la vida real suelen tener más de dos caras y este fenómeno me muestra que tampoco los "cuadros" reciben lo merecido; que muchos de ellos son acreedores de algo mejor que estos "planes".

En realidad, el temor de perder sus ventajas por adelantado sin que después aparezca la presunta compensación salarial está bien fundados. Es probable que ésta, en caso de existir, resulte insuficiente. El camino hacia los pagos justos está lleno de escollos. ¿Cómo puede pagarse bien, cuando las empresas y otras entidades estatales tienen en sus plantillas un numeroso personal poco relacionado con la generación de ingresos? (En tal categoría están, por ejemplo, una cuantiosa cifra de "cuadros profesionales" de "organizaciones políticas y de masas"; trabajadores "temporalmente" destinados a "planes priorizados", misiones internacionalistas, etc., sin contar con una serie de regulaciones que han permitido engrosar las plantillas atendiendo a consideraciones no utilitarias). ¿Si es práctica corriente "vincular" o "compensar" los autos de algunos trabajadores, pagándoles las reparaciones y la gasolina para que los utilicen en su transportación? ¿Si los controles aplicados suelen descubrir infinidad de trampas por donde desaparecen incontables recursos en dirección desconocida?

Hay demasiado que arreglar. La falta de reglas darwinistas empresariales o, en su lugar, de un posible control real, ha ido corroyendo un sistema que es de por sí, poco efectivo, y hemos llegando a un punto en que no creo que este paso sea más que un paso de baile.

Los intereses creados en torno al sistema de estimulación son tantos, que no puedo imaginar que vayan hasta el fondo en el asunto. Ojalá me equivoque. Es una de las formas de distribución más injustas y "desestimulantes" que se puedan inventar. Atrae una corruptela magnífica. Arruina al país. Lo divide. Pero… favorece a los que se pueden hacer oír con más estruendo. Éstos empezarían a denunciar a otros sectores no desestimulados. Exigirán que el pensamiento austero se aplique por igual en todos los ámbitos. Pondrán a su propio sistema en jaque. Y la voluntad "igualitarista" se desinflará.

Las cosas no suelen ir tan en serio con tanto bromista suelto. "Nadie busca soga pa' su pescuezo", dicen.

Por si acaso, esconden la soga.


8 comentarios:

Rosa dijo...

el agua le va llegando al cuello también a los secuaces. lo bueno que tiene es lo malo que se va a poner...

glazam dijo...

¿Hasta las cuántas? ¿Llegará el momento? Confiemos.
Un abrazo.

BARBARITO dijo...

Llegará, llegará... pero ¡¡no sabemos cuando!!
Pero -sin lugar a dudas- la tremenda "sociedad igualitaria" propiciada por "el hombre viejo", está llegando a su FIN.

Jose dijo...

Nunca más había sabido de ti, sólo algunos comentarios de cuando pasaste por La Lenin. Recuerdo: "Conversación", "Juan el Internacionalista", "El mosquito o Topológicamente Imposible" y otros.
No conocía de tú trabajo literario.

Por suerte el FIN se acerca cada día más

Anónimo dijo...

No hay que perder la esperanza, siempre hay luz al final del túnel, nosotros estamos comenzando a vivir la angustia de udes. con esta revolución que nos tiene el pichón de Fidel, pero aquí hay una población importante que pensamos diferente y que tenemos que andar
con pies de plomo los dos bandos..
Ese final hay que esperlo...

Teresa Dovalpage dijo...

Muchacho,pero ¿esas gratuidades todavía existen? Yo creía que habían quedado al campo con el período especial.

sim so dep dijo...

I like coming to your website for the blog post are all superb.Keep update and I will come here at any moment.

gccf dijo...

Howdy, i learn your weblog occasionally and that i own an analogous one and i used to be simply wondering for those who get numerous spam feedback? In that case how do you forestall it, any plugin or anything you may advise? I get a lot recently it is driving me mad so any help could be very a lot appreciated. Anyway, in my language, there are not a lot good source like this.