miércoles, abril 02, 2008

Mark Twain explica los precios altos

Antes de comenzar con mi tema, voy a acudir al expediente de citar a una de mis "autoridades" preferidas. He copiado un fragmento de "Un yanqui en la corte del Rey Arturo", exitosa novela de Mark Twain, quizás no tan celebrada como "Las aventuras de Tom Sawyer" o "El príncipe y el mendigo", pero sí entretenida, interesante y llena de disquisiciones sobre ideas fundamentales de la sociedad y la economía.

Aquí la emprende con el tema de cuál es el verdadero salario y la incapacidad del hombre para cambiar su modo de analizar nociones que les han sido inculcadas desde su niñez.


 

(El Rey Arturo y el Patrón viajan de incógnito, acaban de cenar y conversan de sobremesa con sus invitados)…

El rey dio buena cuenta de sus raciones y luego, como la conversación no abordaba conquistas o temibles duelos, fue adormeciéndose hasta que por fin se retiró a echar una cabezada. La señora Marco despejó la mesa, situó el barril de cerveza de tal forma que lo tuviéramos a mano y se fue a cenar las sobras en humilde intimidad; el resto de nosotros pronto estuvimos enfrascados en aquellos asuntos que más atañen a la gente de nuestra condición: negocios y salarios, por supuesto. A primera vista, aquel pequeño reino tributario, cuyo soberano era el rey Bagdemagus, parecía increíblemente próspero en comparación con mi propia región. Aquí el «proteccionismo» estaba totalmente arraigado, mientras que nosotros avanzábamos poco a poco hacia el mercado libre, y ya nos encontrábamos a mitad de camino. Al poco rato, Dowley y yo llevábamos la conversación, mientras los demás escuchaban con avidez. Dowley se fue entusiasmando a medida que hablábamos, creyó percibir que se encontraba en una situación ventajosa, y empezó a hacerme preguntas que pensó me parecerían extrañas y que, en efecto, lo eran.

-Hermano, ¿cuál es en vuestro país el salario de un administrador de tierras, de un carretero, un pastor o un porquero?

-Veinticinco milreis al día, o lo que es lo mismo, un cuarto de centavo.

La cara del herrero se iluminó de alegría. Dijo:

-¡Aquí cobra el doble! ¿Y cuál es el sueldo de un mecánico, de un carpintero, de un pintor de brocha gorda, de un albañil, de un herrero, de un constructor de ruedas o cualquier otro oficio similar?

-Unos cincuenta milreis por término medio, la mitad de un centavo al día.

-¡Ja, ja! Aquí cobran cien. Entre nosotros un buen mecánico cobra un centavo al día. A excepción del sastre, los demás cobran un centavo al día y en las épocas de prosperidad incluso más. Hasta ciento diez y ciento quince milreis diarios. Yo mismo he llegado a pagar los ciento quince diarios. ¡Hurra por el proteccionismo y al diablo el libre mercado!

Y su rostro brilló en medio de la compañía como un rayo de sol entre las nubes. Pero no por ello me amedrenté. Preparé mi contundente martillo, por así decir, y me concedí un plazo de quince minutos para hundirlo en la tierra, hundirlo por completo, hasta que no sobresaliese ni la curva de su cráneo. Comencé por preguntarle:

-¿Cuánto pagáis por una libra de sal?

-Cien milreis.

-Nosotros pagamos cuarenta. ¿Cuánto os cuesta la ternera y el cordero, si es que lo compráis?

Fue un golpe certero que hizo que se ruborizase ligeramente.

-Suele variar, pero no mucho: se puede decir que unos setenta y cinco milreis la libra.

A nosotros nos cuesta treinta y tres. ¿Cuánto pagáis por una docena de huevos?

-Cincuenta milreis.

-En mi tierra están a veinte. ¿A cómo está la cerveza?

-A ocho milreis y medio el medio litro.

-Nosotros pagamos cuatro. Veinticinco botellas por un centavo. ¿A cómo está el grano?

-A unos novecientos milreis la fanega.

-Nosotros la pagamos a cuatrocientos. ¿Cuánto os cuesta un traje de estopa para hombre?

-Trece centavos.

-A nosotros nos cuesta seis. ¿Cuánto cuestan las túnicas de estopa que suelen usar las mujeres de los jornaleros o de los mecánicos?

-Ocho centavos y cuatro décimos de centavo.

-Pues bien, podéis observar la diferencia. Mientras vosotros pagáis ocho centavos y cuatro décimos, nosotros sólo pagamos cuatro centavos.

Me dispuse entonces a dejarlo fuera de combate, y dije:

-Ahí lo tienes, querido amigo, ya ves en qué se han quedado los altos salarios de los que alardeabas hace apenas unos minutos.

Eché una mirada de plácida satisfacción a mi alrededor, pues había ido cercándolo gradualmente hasta tenerlo atado de pies y manos, y sin que se diese cuenta en ningún momento de lo que estaba ocurriendo. Insistí:

-¿Qué ha pasado con esos sueldos tan altos de los que hablabas? Me da la impresión de que los he dejado bastante desinflados.

Pero, aunque no os lo creáis, parecía sorprendido y nada más. No había comprendido la situación en absoluto, no se había dado cuenta de que se le había tendido una trampa y que había caído en ella. En ese momento hubiese sido capaz de dispararle de la irritación que me invadía. Con los ojos nublados y realizando un gran esfuerzo intelectual, declaró:

-A fe que no llego a entenderlo. Se ha demostrado que nuestros sueldos son el doble que los vuestros: ¿cómo podéis decir, entonces, que se han desinflado? Y no creo haber malinterpretado tan portentosa palabra, que por la gracia y la providencia divina he escuchado por vez primera.

Bueno, me encontraba sencillamente apabullado, por una parte debido a su estupidez manifiesta, y por otra, a causa de que era evidente que sus compañeros estaban de acuerdo con él y le daban la razón, en caso de que a eso se le pueda llamar razón. Mi argumentación no podía ser más clara, era imposible simplificarla más; de cualquier manera, lo intenté:

-Pero, vamos a ver, hermano Dowley, ¿no lo comprendes? Vuestros salarios son superiores a los nuestros tan sólo en apariencia, pero no en realidad.

-¡Escuchadle! Son el doble que los vuestros..., lo acabáis de confesar.

-De acuerdo, no lo niego, pero eso no tiene nada que ver. El importe del salario en monedas, sea cual sea el nombre de éstas, que sólo sirve para distinguirlas, no tiene nada que ver con nuestro asunto. La cuestión es cuánto se puede comprar con ese salario, eso es lo que importa. Si bien es cierto que aquí un buen mecánico cobra tres dólares y medio al año mientras que en mi tierra cobra un dólar y setenta y cinco...

-Ahí lo tenéis, ¡lo estáis confesando de nuevo, lo estáis confesando!

-¡Maldición! ¡Te digo que no lo he negado nunca! Lo que pretendo que comprendas es que nosotros podemos comprar más con medio dólar que vosotros con uno. Por tanto, es elemental y casi de sentido común que nuestros salarios son más altos que los vuestros.

Parecía aturdido y dijo con voz angustiada: -Verdaderamente, no acabo de comprenderlo. Decís que nuestros salarios son más altos y al minuto siguiente afirmáis lo contrario.

-Pero, válgame el cielo, ¿no es posible que algo tan sencillo se te meta en la cabeza? Ahora vas a escucharme y a dejar que te lo explique. A nosotros nos cuesta cuatro centavos una túnica de estopa de mujer y a vosotros, ocho centavos y cuatro décimos de centavo, lo cual quiere decir que pagáis el doble y cuatro décimos de centavo más. ¿Cuánto cobra una mujer que trabaja en una granja?

-Dos décimos de centavo al día.

-Muy bien; con nosotros cobra la mitad; tan sólo la décima parte de un centavo al día...

-De nuevo confe...

-Espera, vas a ver qué sencilla es la cuestión y con qué facilidad lo comprendes esta vez. Por ejemplo, si una mujer aquí cobra dos décimos de centavo al día, tendrá que trabajar cuarenta y dos días para poder comprar la túnica, es decir, siete semanas, pero en mi tierra sólo tiene que trabajar cuarenta días siete semanas menos dos días. Cuando la mujer de aquí se compra la túnica se gasta el sueldo entero de las siete semanas, mientras que a la mujer de mi tierra aún le queda el sueldo de dos días para gastarlo en otra cosa. ¿Lo ves? Ahora sí que lo has entendido.

En fin, lo más que se puede decir de él es que parecía du doso, lo mismo que los demás. Esperé un tiempo para dejar que asimilaran. Al cabo de un rato fue Dowley quien se decidió a hablar poniendo de manifiesto que seguía aferrado a sus arraigadas supersticiones:

-Pero... pero no podéis negar que dos décimos de centavo al día es mejor que uno solo.

¡Recórcholis! Por supuesto que detestaría darme por vencido, así que ensayé una nueva vertiente:

-Vamos a poner otro caso. Supongamos que uno de vuestros jornaleros sale a comprarlos siguientes artículos:

» 1 libra de sal

1 docena de huevos

6 litros de cerveza

1 fanega de trigo

1 traje de estopa

5 libras de carne

5 libras de cordero

»Todo junto le costará treinta y dos centavos, por lo que tendrá que trabajar treinta y dos días para ganarlos, o lo que es lo mismo, cinco semanas y dos días. Ahora bien, si trabaja en mi tierra los mismos días cobrando la mitad de ese salario pagará por los mismos artículos un poco menos de catorce centavos y medio, que habrá ganado en poco menos de veintinueve días y aún le sobrará el salario de una semana. De seguir así, cada dos meses le quedaría libre el sueldo de una semana, mientras que a un trabajador de aquí no le sobraría nada. Al cabo del año el hombre de mi tierra dispondría del sueldo de cinco o seis semanas mientras que a vuestro hombre no le quedaría libre ni un centavo. Habréis comprendido ahora que "salarios altos" o "salarios bajos" son frases que carecen de significado hasta que no se demuestra con cuál de ellos se puede adquirir un mayor número de cosas.

Había sido un planteamiento demoledor.

Pero, caray, no demolió nada. Decididamente, tenía que darme por vencido. Lo que a esta gente le importaba eran los «salarios altos». Que con ellos se pudiesen comprar cosas o no, parecía ser irrelevante. Ellos defendían a toda costa el «proteccionismo», lo cual no era de extrañar, ya que los grupos que tenían interés en que las cosas siguieran igual les habían engañado inculcándoles la falsa idea de que era el «proteccionismo» lo que generaba sus elevados salarios. Les demostré cómo en un cuarto de siglo sus sueldos no habían aumentado más de un treinta por ciento mientras que el coste de la vida había subido un ciento por ciento. En nuestra tierra, en un período de tiempo más corto, los sueldos habían subido un cuarenta por ciento, pero el coste de la vida había ido disminuyendo de forma constante. Tampoco esto dio resultado. No había modo de desbancar sus extrañas creencias.


 

Lo dejo aquí, aunque no me faltan deseos de copiar la novela completa. Pero no quiero dejar de hacerle una pregunta a nuestro novelista: Si el jornalero, el sastre, el mecánico y el carpintero ganan setenta centavos al día, pero su factura cuesta cincuenta pesos, es decir, que se necesitan para ganarlos no menos de setenta días. ¿Es "salario alto" o "salario bajo"? ¿O "carece de significado"?

Se supone que lo que alguien paga es lo que otro está cobrando. Si todos cobran "poco" (en el sentido de Mark Twain, es decir en días de trabajo) es porque otras manos, que no forman parte de la cadena productiva, desangran el salario.

Cuando es demasiado grande el aparato improductivo, cuando hay muchas empresas subsidiadas, cuando hay personas en la plantilla cuya función no es aportar a la economía del colectivo, cuando se pueden utilizar los ingresos de las empresas en destinos ajenos a sus intereses, cuando existe un cuadro de corrupción galopante, cuando se impide crear, trabajar y buscar soluciones nuevas, se está propiciando la sorpresa de saber que se necesitan, con los mejores salarios, tres años sin consumir, para comprarse una bicicleta eléctrica, seis meses de sueldo para un sencillo reproductor de DVD o para pagar el movimiento de la mano de un funcionario con el que acuña en nuestro pasaporte el "permiso" para abandonar el suelo patrio.

11 comentarios:

Solitario dijo...

“Profetizando el futuro de Cuba”
Voy a profetizar el futuro de Cuba, según mis cálculos futurescos.
No se quien dijo que la historia se repite como espiral. Se recuerdan de los Emperadores. Pues bien, yo igualo al dictador Batista como un emperador Batista. Después del dictador Batista vino el dictador Fidel Castro, es decir el emperador Fidel Castro. El Emperador Fidel Castro envejeció y vino el emperador Raúl Castro y en mi opinión así seguirán los emperadores en Cuba.
¿Por que? Porque nadie dentro de Cuba ni fuera de Cuba quiere poner el muerto. ¿Y por que no quieren poner el muerto? Porque no hay garantía de que otro dictador no se encarame y porque no hay nación. Y en realidad si se piensa bien, nadie le gusta poner el muerto y que después se encarame otro dictador y lo cojan al que puso el muerto para el trajín como cogen al Apóstol José Martí.
¡Que si José Martí es el actuor intelectual de la dictadura de los hermanos Castro!
Dios usa a los hombres como títeres y en mi opinión esta usando los diferentes dictadores en Cuba, sin ellos mismos querer, como títeres creando las condiciones para que la isla de Cuba pertenezca a la unión de USA.
Ya tenemos una ciudad de nacidos Cubanos y su descendencia en territorio nacional de USA tan grande como Ciudad de la Habana y día a día llegan más cubanos por diferentes vías. Día a día mas cubanos al pasar el tiempo renuncian a la ciudadanía Cubana para optar por la ciudadanía de USA lo que ya hace imperioso que el cubano de dentro de Cuba actualice su ciudadanía por la de USA.
Si miramos en la historia:
Decius (201 -51), emperador de Roma (249 – 51) persiguió a los Cristianos. Y tenemos al Emperador Constantino el Grande que se convirtió al Cristianismo
Como va la cosa en Cuba va a salir un emperador o dictador que Dios le va a poner en su mente ser simpatiza con Cuba Estado Libre Asociado de USA, que antes de hacer nada va a educar al pueblo de Cuba de los beneficios de ser ciudadano de USA, y de los beneficios de Cuba Estado Libre Asociado de USA y de diferenciar “ % ” cuando se habla de la problemática Cubana, y que existen % de (yoístas, vividores, explotadores, oportunistas, manipuladores, mercaderes y comerciantes inescrupulosos) que son ciudadanos de USA ellos y su familia y que no quieren que los demás sean ciudadanos de USA.
Va a ser un dictador que va a enseñar al pueblo de Cuba la diferencia entre un Puerto Rico y un Santo Domingo, las verdades, las medias verdades, las mentiras, la retórica y la politiquería barata. Va a comparar una Republica Dominicana que aunque hay enormes restricciones para desalentar la emigración ilegal hacia USA, cada rato mueren dominicanos en el Canal de la Mona y que los Puerto Riqueños viajan y trabajan legalmente en USA.
Va a ser un dictador Cubano que va a enseñar la diferencia que existe cuando imperan las leyes de USA y cuando no.
Ese futuro dictador que simpatizara con Cuba Estado Libre Asociado de USA negociara directamente con Washington DC, y en ese momento futuro, según mis cálculos Dios le va a poner en la mente tanto al pueblo de USA como a los negociantes en USA como a los dirigente electos en Washington DC que les interese mucho, mucho, mucho las propuestas de ese futuro dictador Cubano.
Y después de todo eso que profetizo se harán elecciones pluralistas en Cuba, donde según mis cálculos lo que va a suceder es que todos los Cubanos dentro de Cuba disfrutaran de la ciudadanía de USA.
Entonces veremos gran aporte de muchos cubanos como senadores de USA y congresistas de USA que lo que vemos actualmente, veremos gran resurgimiento del arte Cubano, la pintura Cubana, la música Cubana, la tecnología he industria Cubana en USA, va a ser un periodo donde Cuba será un lugar muy codiciado para emigrar y la isla de cuba va a ser un paraíso.
En Dios confiamos.
Partidario a CELA de USA
SolitarioRodriguez@yahoo.com
http://www.solitarioRodriguez.blog.com

PolO dijo...

Oye solitario: ¿Con cuàntos milreis puedes comprar un tabaco como el de tu comentario?
Si dividimos tus palabras entre lo que ganas al dìa...

Solitario dijo...

Cuba Estado Libre Asociado de USA
Marzo 31, 2008 NY, USA.
En Estados Unidos de Norte América existe una ciudad tan grande de cubanos como decir la ciudad de la Habana. Ya no es Santiago de Cuba la segunda ciudad de Cuba, ya no es Ciudad de La Habana la primera ciudad de Cuba. ¿Cuál es la primera ciudad de Cuba por numero de Cubanos nacidos en Cuba y su descendencia y día a día llegan mas Cubanos?
El Gran Miami que esta dentro de territorio nacional de USA es la primera ciudad de Cuba por número de cubanos nacidos en Cuba y su descendencia.
Mientras en la isla de Cuba la natalidad infantil disminuye, la natalidad de los Cubanos Americanos aumenta y más y más cubanos renuncian a la ciudadanía Cubana para optar por ciudadanía de USA.
A estas alturas ya es imposible que el cubano dentro de Cuba no tenga derecho a la ciudadanía de USA.
Escúchenlo bien. Cualquier cambio, transición o sucesión que no signifique la ciudadanía de USA para el cubano dentro de Cuba, le están dando la mala al cubano dentro de Cuba.
Cualquier promesa política o económica que venga de donde venga, como si viene de USA que no signifique la opción de la ciudadanía de USA para el cubano dentro de Cuba es darle la mala al cubano dentro de Cuba.
¡Y no se confundan!, de la enorme población de Cubanos con ciudadanía de USA, hay también un pequeño y determinado % de Cubanos en USA con mentalidad ventajista, “yo-ista,” explotadora y esclavista que han optado por ciudadanía de USA para ellos y sus familiares inmediatos y que no quieren en Cuba un sistema donde todos los Cubanos dentro de Cuba puedan por derecho ser ciudadanos de USA haciendo honor al famoso dicho: “Resolví yo y mi familia y que se jodan los demás.”
Cuando en Cuba existan elecciones de verdad, entre verdaderos oponentes un candidato que simpatiza con Cuba Estado Libre Asociado de USA se presentara como candidato y si gana se seguirán gestiones legales antes las autoridades de USA.
Un sistema con ciudadanía de USA da enormes derechos legales, beneficios y libertades
1- Derecho legal y libertad de moverse, trabajar o vivir en todo este geográficamente extenso territorio que se llama los Estados Unidos de Norte América.
2- Derecho legal y libertad de prensa, de reunión, de protestar, de religión.
3- Derechos legales y libertad a elecciones verdadera, entre verdaderos oponentes.
4- Derechos legales a un sistema de libre empresa
5- Derechos legales a recibir libre información no censurada.
6- Protección legal y seguridad de que no existan golpes de estado o dictadores encaramados por vida, y que las compañías tengan que regirse por las leyes de USA.
7- Derecho legal y libertad de que se pague en dólares de Estados Unidos de Norte América.
8- Derecho legal a que la ancianidad dentro de la isla de Cuba tenga protección y ayuda social de las leyes de USA.
9- Derecho legal y libertad en votaciones verdaderas, entre verdaderos oponentes decidir democráticamente quien manda en Cuba y también decidir democráticamente en votación por la presidencia de USA.
10-En USA existe un enorme espacio geográfico, económico y político virgen que si el cubano de la isla no se beneficia legalmente lo perderá.
Dada la enorme población cubana con ciudadanía de USA no es justo que existan cubanos sin ciudadanía de USA lo que traería enorme diferencia política, social y económica.
Para dar un ejemplo de tantos: ¿Quien va a pagar la enorme deuda externa de Cuba? ¿Solo el cubano que no es ciudadano de USA?
Ser ciudadano de USA no significa tener un o una modelo de hermosura como cónyuge, no significa hacerse millonario, no significa tener un auto móvil de último modelo. Ser ciudadano de USA significa “Tierra de libertad, hogar del valiente.”
En Dios confiamos.
Primera fase: Por verdaderas elecciones entre verdaderos opositores: Cuba Estado Libre Asociado de USA
Segunda fase: Por verdaderas elecciones entre verdaderos opositores: Cuba Estado de USA o Cuba independiente.

En Dios confiamos.
Partidario a Cuba Estado Libre Asociado de EEUU
SolitarioRodriguez@yahoo.com
http://www.solitariorodriguez.blog.com
http://www.cubaanexa.blogspot.com

Anónimo dijo...

Muy buen articulo, estoy casi 100% de acuerdo contigo :)
college loan

Anónimo dijo...

Muy buen post, estoy casi 100% de acuerdo contigo :)

sim so dep dijo...

There are certainly numerous details like that to take into consideration. That is a great point to bring up. I offer the ideas above as general inspiration but clearly there are questions like the one you convey up where a very powerful factor might be working in honest good faith. I don?t know if finest practices have emerged round issues like that, however I am certain that your job is clearly identified as a fair game. Anyway, in my language, there will not be a lot good supply like this.

bp claims dijo...

Utterly understand what your stance in this matter. Though I'd disagree on some of the finer particulars, I think you did an superior job explaining it. Certain beats having to analysis it on my own. Thanks. Anyway, in my language, there aren't a lot good supply like this.

gccf dijo...

Have you ever ever thought about adding a little bit extra than just your ideas? I imply, what you say is important and everything. However its bought no punch, no pop! Perhaps if you added a pic or two, a video? You could have such a extra highly effective weblog in case you let individuals SEE what youre talking about as a substitute of simply reading it. Anyway, in my language, there usually are not a lot good source like this.

gccf claims dijo...

Glorious info here. This interesting put up made me smile. Perhaps should you throw in a few footage it'll make the whole thing extra interesting. Anyway, in my language, there are not much good supply like this.

gulf coast claims facility dijo...

Hello, I noticed a 3 of your interesting posted posts and wished to ask in case you would be keen on reciprocal pages? Team have weblog about alexis texas ass! Anyway, in my language, there usually are not much good source like this.

Anónimo dijo...

Independent [url=http://www.COOLINVOICES.COM]free invoice creator[/url] software, inventory software and billing software to create masterly invoices in before you can say 'jack robinson' while tracking your customers.