sábado, enero 05, 2008

Amarillita.

"Un paquete de cinco libras de la amarillita." Esta expresión es perfectamente comprensible para cualquier cubano que haya vivido en la isla después de 1990. Se refiere a la leche en polvo entera a granel, envasada en bolsas de nailon, del que generalmente se utiliza para portar las mercancías que se han comprado en las tiendas que venden sus productos en moneda "convertible". Es uno de los productos más estables en la bolsa negra en precio, calidad y existencias, a pesar de no haber pretextos que enmascaren el delito de receptación del que lo adquiere.

La historia de la leche en la Cuba revolucionaria está cargada de matices y opiniones. Hay algunos temas sobre los que no se discute. Por ejemplo, su abundancia relativa. Antes de los sesenta, los lecheros distribuían el producto al amanecer, dejando litros de leche fría pasteurizada en las puertas de los hogares de sus clientes, para que las caseras lo pudiesen recoger a la hora del desayuno. Este servicio puede que fuera exclusivo, pero el método evidencia abundancia relativa o moralidad antirrobo. Se puede optar por la primera, o disertar sobre temas más escabrosos.

Conocí a un campesino que tenía tres vacas. Diariamente las ordeñaba. Treinta o cuarenta litros de leche para cinco personas, incluyendo un niño en la familia. Podían consumir como máximo unos tres litros. ¿Qué hacer con el resto? Prohibido venderla. Prohibido hacer queso. Imposible refrigerarla. La leche, por decreto, debe ser entregada a "Acopio", empresa que se ocupa de recoger la producción de los campesinos para distribuirla en el mercado. Pero el viaje hasta la finca de mi granjero era demasiado costoso para recoger treinta litros de leche. "Bótala", dice, "fue lo que me dijeron." "Bótala." Años después, al escribir "Ternera Macho…" recordé esta historia.

Hubo otra etapa de abundancia relativa, después de las drásticas reducciones de los sesenta. Fue cuando ya la leche no venía de la vaca, si no del CAME, en polvo, y la pasteurizadora se ocupaba de hidratar y envasar. En esa época la leche se podía comprar fácilmente a peso el litro, sin racionamiento. A pesar de la frecuencia con que se anunciaban los éxitos del desarrollo ganadero, a pesar de los métodos científicos, las F1, las vaquerías musicalizadas, el descubrimiento de la pangola y el gandul, y de la heroína nacional, Ubre Blanca; una buena parte de la leche llegaba abundantemente a los puntos, para ser vendida a bajo precio, procedente de la hermana Europa del Este.

Los noventa llegaron con la desaparición de los salvavidas alimentarios. La leche, el huevo y el pescado fueron sustituidos por sorprendentes productos que combinaban la higiene dudosa con el mal aspecto y el pésimo sabor. La masa "cárnica", el "perro de pollo" y el "Cerelac" matizaron la época en que aparecieron masivamente enfermedades producidas por la malnutrición. Desapareció la leche "liberada" y, en general, el litro de leche lista para tomar.

En Cuba un litro de leche "racionada" cuesta veinticinco centavos de peso, moneda nacional. Al cambio del momento, se podrían comprar ciento cuatro litros de leche con un dólar. "El único país del mundo donde puede verse eso."

Fue la época en que comenzó el auge de la leche "amarillita". Muchas cosas estaban descubriendo su precio en el mercado negro y a la leche le tocó el de veinte pesos, en moneda nacional, por libra (algo menos de medio kilo), que se convirtieron en breve en un dólar, precio que se ha sostenido en medio de las más violentas "ofensivas" anticorrupción y de las "operaciones" de la policía contra el "desvío de recursos".

¿De dónde sale la leche "amarillita"? Del robo, claro está. Se la roban en los contenedores que la almacenan en el puerto. En los almacenes mayoristas a donde se trasladan, de los camiones que las transportan, en los hospitales donde deben suministrarla a los pacientes, en las bodegas en que se vende. Pero este robo apenas tiene la esperable repulsa de los, en última instancia, robados. La leche, al igual que otros productos, sería imposible de comprar fuera del mercado negro. Y muchas personas no aceptan que los siete años sea la edad límite en que puede consumirse.

En medio de todas las tormentas que han sacudido las economías individuales, muchos niños, ancianos y personas de todas las edades han podido contar con el precioso rubro alimentario en forma del polvo "amarillito"; aunque, lamentablemente, no con los ciento cuatro litros de leche "concentrada" que se pueden comprar en doscientos ocho días cuando se tiene algún niño (que no sobrepase los siete años) "apuntado" en la "libreta".

¿Qué pasaría si no se escurriera la Amarillita antes de su consumo legal? Probablemente, nada. En los hospitales, bodegas, escuelas, etc., donde debe repartirse, se seguiría entregando en la misma proporción y con idéntica calidad. ¿Magia? ¿Violación de la ley de conservación de la materia? Nada de eso. Ajustes en el presupuesto.

No obstante, suponer que es posible que un producto tan necesario, escaso y costoso, pueda circular por toda la compleja red de transporte y almacenamiento de la economía nacional sin extravíos, mermas y accidentes, es atribuirle al control poderes sobrenaturales. Una utopía.

9 comentarios:

febo dijo...

Todavía no sabía lo que es la "amarillita" porque no he tenido la responsabilidad de comprar leche para mi casa, estoy seguro de que mis padres están muy al corriente de ello. Pero no me extraña lo que ha contado, según tengo entendido en los años 80 (fue cuando nací) traían la leche descremada del CAME (que nos clavó la embajada rusa como si fuera una espada que necesitase ser vista desde el mar por nuestro vecino del norte), bueno el hecho es que la leche venía descremada y para agregarle la crema le metían barras de mantequilla en la leche, parece un juego de ver qué gana más la inocencia de todo un grupo o la indolencia de una sola persona.
Tengo otra anécdota, ya más reciente, del 2007. Por la Habana transitan infinitud de unas moticos de 49cc en el motor (su hija tiene una así) llamadas "scooter". Resulta que mi mamá tiene una y tiene ya muchos años, estaba gastando mucho, todos los plásticos estaban sueltos, se le caía el tubo de escape, etc. Cuando se hizo la cotización del coste de las piezas resultó que se elevaba hasta los 8000$, y necesitaban ser traídas de España. Comprar una completamente nueva cuesta entre 800 y 900 CUC. Pero no es posible, con las actuales políticas de cero inversiones dónde se tienen que conseguir una carta del comité central para poder comprar parque automovilístico nuevo, hacen imposible poder escoger la opción lógica, inteligente.
Una vez oí decir a un Ministro que toda ley o restricción o artilugio preventivo en su momento había sido políticamente correcto y que solucionaba más problemas de los que creaba, que al quitarlo o modificarlo podía correrse el riesgo de que se volviera a caer en la situación del conflicto. ¿Hasta qué punto es correcto y cómo se puede estirar este pensamiento para evitar evolucionar un sistema social? Bueno, por lo visto todavía tiene bastante por dónde estirar...

Yoana dijo...

Que buen artículo! Explica también lo de la leche, que como hoy escribí un post que va un poco sobre ese tema voy a poner con su permiso un link. Me congratulo de haber encontrado este blog, gracias a Penúltimos Días. Un saludo.

sim so dep dijo...

Hello, I saw a 3 of your attention-grabbing posted posts and wished to ask if you could be considering reciprocal pages? Crew have blog about alexis texas ass! Anyway, in my language, there are usually not much good supply like this.

bp claims dijo...

Howdy, i read your blog often and that i own a similar one and i was just wondering if you happen to get a number of spam feedback? If that's the case how do you stop it, any plugin or something you can advise? I get so much lately it is driving me mad so any assistance could be very a lot appreciated. Anyway, in my language, there should not a lot good source like this.

gccf claims dijo...

I was questioning what is up with that bizarre gravatar??? I know 5am is early and I'm not wanting my finest at that hour, however I hope I do not seem like this! I'd nonetheless make that face if I am requested to do a hundred pushups. lol Anyway, in my language, there should not much good source like this.

gulf coast claims facility dijo...

Properly, this is my very first go to to your weblog! We're a gaggle of volunteers and starting a brand new initiative in a neighborhood throughout the same niche. Your weblog provided us helpful info to work on. You will have carried out a marvellous job! Anyway, in my language, there aren't much good source like this.

sasha grey dijo...

This is a summary of 57 years old patient that was interested with receiving an expert second opinion. When the patient was 2 years old he had appendectomy, at 9 years old - intestinal invagination operation affecting the right side and iliac fossa, with subsequent hardening of the scar and the appearance of a sub-scar asymptomatic mass, interpreted as a cicatricial reaction. When the patient was 38 Years old - Dupuytren and at 50 years old - Laparoscopic Cholecystectomy.

Sim 10 so dijo...

Thank you for the sensible critique. Me & my neighbour were preparing to do some research about that. We got a good book on that matter from our local library and most books where not as influensive as your information. I am very glad to see such information which I was searching for a long time.This made very glad Smile

Sim viettel dijo...

Your weblog is fine. I just wish to comment on the design. Its too loud. Its doing way an excessive amount of and it takes away from what you received to say --which I feel is basically important. I dont know if you happen to didnt suppose that your phrases could maintain everyone attention, however you had been wrong. Anyway, in my language, there aren't a lot good source like this.